X

¿Que son los embargos sucesivos?

En el presente artículo explicamos qué son los embargos sucesivos y qué podemos hacer al respecto. Hablamos de embargos sucesivos cuando un Juzgado procede a embargar una nómina, pensión o retribución, aplicando los límites legales y posteriormente otro Juzgado vuelve a decretar el embargo de la misma nómina o pensión por una deuda distinta y, debido a la falta de coordinación entre los Juzgados, no se respeta el límite de inembargabilidad al no tener en cuenta el embargo anterior.

Es bastante conocido que existe un límite al embargo de nóminas y pensiones. Concretamente estos límites se recogen en el artículo 607 de la Ley de Enjuiciamiento Civil que establece que son inembargables los salarios, sueldos, jornales, retribuciones o pensiones que sean inferiores al salario mínimo interprofesional. Y, a partir de que dichas retribuciones superen el salario mínimo profesional, los límites son los siguientes:

1.º Para la primera cuantía adicional hasta la que suponga el importe del doble del salario mínimo interprofesional, el 30 por 100.

2.º Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un tercer salario mínimo interprofesional, el 50 por 100.

3.º Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un cuarto salario mínimo interprofesional, el 60 por 100.

4.º Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un quinto salario mínimo interprofesional, el 75 por 100.

5.º Para cualquier cantidad que exceda de la anterior cuantía, el 90 por 100.

Pero, ¿qué sucede cuando dos o más Juzgados embargan una pensión sin tener en cuenta estos límites establecidos legalmente debido a su descoordinación?

Pongamos como ejemplo un caso real enjuiciado en Sentencia nº 552/2014 de TSJ Comunidad de Madrid:

El señor Don Emilio era perceptor de una pensión de jubilación de 2.647,78 dicha cantidad en 2012 estaba sujeta a una retención de IRPF de 20% igual a 529,56. Posteriormente se producen los siguientes embargos:

  1. Con fecha de 6 de julio de 2011 el INSS comunicó al actor que por orden de embargo Jdo, de 1ª Instancia nº 4 de Madrid se le retenía la cantidad de 629,53.
  2. Con fecha de 18 de enero de 2012 se le comunicó una nueva retención por orden de embargo del Jdo. De 1ª Instancia nº 5 de Madrid por importe de 295,37 # a adicionar a lo ya retenido, siendo la reducción total en el momento de 924,90.
  3. El 7 de marzo de 2012, se le comunicó un tercer embargo, proveniente del Juzgado de Móstoles sumando el total de la reducción de su pensión, por los tres embargos la suma de 1.082,02.
  4. El 11 de mayo de 2012 se comunicó al actor un cuarto embargo, proveniente del Juzgado de 1ª Instancia nº 53 de Madrid, ascendiendo el montante de las reducciones por embargos judiciales a la cantidad de 1.197,51, resultando un importe líquido de la pensión de jubilación desde el 1 de junio de 2012, de 910,88.

            Podemos apreciar, que se está produciendo un embargo total de 1.197,51€ para una pensión de 2.647,78, que además descontando la retención resulta un importe líquido a percibir de 910,88€. El salario mínimo interprofesional en 2012 ascendía a 641,40€. Entonces, ¿se están quebrantando los límites establecidos en el artículo 607 de la LEC respecto a los límites establecidos frente a los embargos? Y en ese caso, ¿cómo lo puedo reclamar?

            Efectivamente si aplicamos los límites al tenor literal de la Ley en el primer tramo de embargabilidad, que afecta a la primera cuantía adicional hasta el doble del salario mínimo interprofesional, solo puede embargarse el 30%, sea cual sea el número de embargos concurrentes; al siguiente importe correspondiente al tercer SMI se aplicaría el 50% y al cuarto SMI el 60%. Aplicado al supuesto el Señor Emilio percibía una pensión de jubilación que ascendía a 2.647,78 euros, que descontando la cantidad de IRPF al que estaba sujeta la cantidad percibida ( 20% ) y descontado asimismo el importe del primer SMI en cuantía de 641,50 que es inembargable, arroja un resultado de 1476,72 euros, sobre este y en relación al importe del segundo SMI puede embargarse conforme al precepto citado el 30% (192,42 euros ); el tercer SMI es embargable en un 50% ( 320,70) y el cuarto SMI en un 60% ( 320,70), lo que supondría un total de 629, 53 euros. Es decir no se debería embargar en el presente supuesto más de 629,53 euros.

            Pero, ¿a quien puedo reclamar y cómo? El Juzgado solicita el embargo por la cantidad que entiende oportuna pero si les reclamas a ellos en el procedimiento de ejecución muy probablemente alegará que eso es cosa de la entidad que efectivamente gestiona el embargo, en el caso de las pensiones el Instituto Nacional de la Seguridad Social. Por tanto, lo correcto será plantear una reclamación previa al INSS y posteriormente en caso de no atender al requerimiento interponer una demanda judicial ante los Juzgados de lo Social.

         

         En nuestro despacho de abogados en Sevilla nuestros abogados pueden asesorarle sobre todos los aspectos comentados en este artículo y ofrecerle la solución más beneficiosa para la situación en la que se encuentre. Puede ponerse en contacto con Nosotros a través del correo electrónico info@leyelabogados.com.