X

Guarda y custodia compartida a distancia

EL Tribunal Supremo se ha pronunciado en Sentencia de fecha 10 de enero de 2018 sobre un divorcio que establecía la guarda y custodia compartida para ambos progenitores debido a la distancia existente entre ambos ex cónyuges. En el presente caso, tanto el Juez de primera instancia como la Audiencia provincial establecieron que la guarda y custodia sería compartida por ambos progenitores primero por periodos de 15 días y luego se amplió a tres semanas. Tras el primer juicio, el Juez argumentó que

“La atribución de la guarda a uno u otro, dada la distancia, convertiría al otro, al no custodio en un mero espectador de la vida de su hijo, en la que prácticamente no tendría participación (un fin de semana al mes, sería la alternativa a las estancias del padre o madre con su hijo en caso de una custodia monoparental) En este momento de edad del menor, ello supondría prácticamente el desconocimiento por parte del menor del progenitor no custodio. En contra, mantener en este momento y mientras sea posible sin perjuicio de la escolarización del menor ni otras posibles secuelas graves para el niño, una custodia compartida, con períodos de tiempo equivalentes en los que el menor pueda ser trasladado de una localidad a otra para permanecer con su padre o su madre, con facilidad dados los medios de comunicación actuales (avión) favorecerá el desarrollo integral del menor que participará del beneficio que le proporciona y más a tan corta edad, la relación con su padre y con su madre. Siendo un niño tan pequeño, su capacidad de adaptación es enorme y de hecho, durante el tiempo en que se ha estado ejerciendo de esta manera la custodia, no se ha apreciado ningún tipo de trastorno en el menor. Interactúa normalmente con su padre y con su madre, con ambos está contento, puede ir a la guardería en uno y otro sitio y puede generar lazos y contacto con las respectivas familias extensas. Cuestión diferente se producirá cuando el menor llegue a la edad obligatoria de escolarización, que es la de 6 años”

Debemos tener en cuenta que el menor de edad del caso que nos ocupa tenía una edad menor de 6 años y todavía no estaba escolarizado, por lo que el Juez razonaba que se trataba de un periodo que no perjudicaría su formación y que era más beneficioso pasar el mismo tiempo con cada uno de sus padres para su desarrollo. Concretamente el menor tenía la edad de 2 años.

Por tanto el Tribunal supremo debía razonar acerca de la cuestión de si, dada la distancia existente entre las partes, que se encontraban la madre en Andalucía y el padre en el País Vasco, ¿es más beneficioso para el menor pasar igual tiempo con los padres a pesar del desplazamiento?

En este sentido y en relación al recurso planteado al Tribual Supremo, el Ministerio Fiscal se posicionó en contra de la guarda y custodia compartida al entender que no procedía someter al menor a dos colegios distintos, dos atenciones sanitarias diferentes, y desplazamientos de 1.000 km, cada tres semanas.

Finalmente y tras un análisis jurisprudencial, el Tribunal Supremo establece que la distancia no solo dificulta sino que hace inviable la adopción del sistema de custodia compartida, dada la distorsión que ello puede provocar y las alteraciones en el régimen de vida del menor, pues como alega el Ministerio Fiscal no procede someter al menor a dos colegios distintos, dos atenciones sanitarias diferentes, y desplazamientos de 1.000 km, cada tres semanas, todo lo cual opera en contra del interés del menor, que precisa de un marco estable de referencia, alejado de una existencia nómada, lo que el padre, con evidente generosidad, parece reconocer en uno de los mensajes remitidos a la madre.

Hay que tener en cuenta que en este tipo de procedimientos hay que valorar pruebas que son determinantes para la resolución final, como son informes de equipos psicosociales, pediatras, testigos etc, y que deben valorarse preferiblemente desde el primer momento por abogados especialistas en derecho de familia.

Acompañamos enlace a la Sentencia analizada:

http://www.poderjudicial.es/search/documento/TS/8262006/Custodia%20compartida/20180119

En nuestro despacho de abogados en Sevilla, nuestros abogados matrimonialistas pueden asesorarle sobre todos los aspectos comentados en este artículo y ofrecerle la solución más beneficiosa para la situación en la que se encuentre. Puede ponerse en contacto con Nosotros a través del correo electrónico info@leyelabogados.com o llamando al número de teléfono 954302940.

Además, en leYel Abogados contamos con abogados rusos en Sevilla que le pueden atender en su propio idioma.