X

Echar a un hijo de casa

En algunas ocasiones, surge para los progenitores un difícil planteamiento en relación a su obligación legal de mantener a los hijos en el domicilio cuando las relaciones son malas. En nuestro despacho de abogados en Sevilla hemos prestado asesoramiento legal a progenitores cuyos hijos han adoptado una actitud insostenible y grave. En estos casos, ¿podemos echar a nuestros hijos de casa?

En primer lugar debemos tener en cuenta que existe una obligación legal de prestar alimentos que se encuentra regulado en los artículos 142 y siguientes del Código Civil. Se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica. Es decir, se contempla que haya que dar alojamiento. Además, la Ley establece que los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aún después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable. Es decir, mientras el hijo sea menor de edad hay que acogerlo siempre a no ser que éstos estén cometiendo delitos graves en el domicilio y en cuyo caso habría que denunciar e iniciar procedimientos penales. Pero, ¿qué sucede cuando son los hijos mayores de edad y ni estudian, ni trabajan, ni aportan nada a la casa?

El artículo 152 del Código Civil establece que cesará la obligación de prestar alimentos (incluyendo el cobijo), cuando su necesidad provenga de su mala conducta o de la falta de aplicación al trabajo. Es decir, un hijo mayor de edad no puede exigir a sus padres que se encarguen de su sustento cuando son ellos mismos los que están provocando su situación de necesidad. Igualmente el artículo 155 del código civil establece que los hijos deben:

 

1.º Obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad, y respetarles siempre.

2.º Contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella.

 

Por todo ello, y debiendo atender al caso concreto, preferiblemente con abogados especialistas en derecho de familia, se podría interponer una demanda para que los hijos mayores de edad que no trabajan, ni estudian, ni quieren hacerlo, abandonen el domicilio de sus progenitores.

En nuestro despacho de abogados en Sevilla, nuestros abogados matrimonialistas pueden asesorarle sobre todos los aspectos comentados en este artículo y ofrecerle la solución más beneficiosa para la situación en la que se encuentre. Puede ponerse en contacto con Nosotros a través del correo electrónico info@leyelabogados.com o llamando al número de teléfono 954302940.

               Además, en leYel Abogados contamos con abogados rusos en Sevilla que le pueden atender en su propio idioma.