X

Cómo tramitar un divorcio sin acuerdo

 

El divorcio contencioso es el divorcio que tiene lugar cuando los cónyuges no han sido capaces de ponerse de acuerdo en los términos del mismo y se ven obligados a iniciar un procedimiento  judicial en el que un juez decidirá todos los aspectos relativos al divorcio tras la celebración de una  vista. Los requisitos para la presentación de esta demanda de divorcio serán los mismos que si nos encontráramos ante un divorcio de mutuo acuerdo, que el matrimonio tenga una antigüedad de al menos tres meses, la voluntad de uno de los cónyuges de obtener el divorcio y, si existen hijos menores de edad, presentar una propuesta de convenio regulador que trate sobre la patria potestad, la guarda y custodia, el régimen de visitas y la pensión de alimentos. La diferencia respecto al divorcio de mutuo acuerdo es que, al estar pidiendo cada una de las partes que se tomen una serie de medidas distintas a las solicitadas por el otro, habrá que solicitar y practicar las pruebas que se estimen oportunas, especialmente si se lucha por obtener la guarda y custodia de hijos menores de edad, por lo que el procedimiento será bastante más largo y acabará en una vista en la se debatirán todos los temas relativos al divorcio, entre los cuales, los mas habituales son la asignación del domicilio familiar, otorgar o no una pensión compensatoria a una de los cónyuges y, si existen hijos menores de edad, todo lo relativo al convenio regulador, en especial, la guarda y custodia, el régimen de visitas y la pensión de alimentos. Tras la celebración de la vista, el juez dictará sentencia aprobando el divorcio y declarando cuáles serán las medidas relativas al mismo.

Es importante saber que aunque un procedimiento de divorcio se inicie de manera contenciosa, siempre que los cónyuges se pongan de acuerdo, aquel se puede reconducir a mutuo acuerdo, lo que acortaría el procedimiento puesto que, únicamente habría que someter el convenio regulador al dictamen del Ministerio Fiscal en caso de haber menores de edad y posteriormente ratificarlo mediante una comparecencia de los cónyuges, no siendo necesaria así la celebración de una vista.

 

En nuestro despacho de abogados en Sevilla nuestros abogados matrimonialistas pueden asesorarle sobre todos los aspectos comentados en este artículo y ofrecerle la solución más beneficiosa para la situación en la que se encuentre. Puede ponerse en contacto con Nosotros a través del correo electrónico info@leyelabogados.com.

 

Si lo necesita, en nuestro despacho de abogados en Sevilla contamos con abogados que hablan ruso y pueden atenderle en este idioma.