X

Deben ser escuchados los hijos menores en los juicios

Muchas personas que se encuentran en un procedimiento judicial de divorcio se plantean la cuestión de si los hijos menores de edad tienen que ser escuchados obligatoriamente en los procedimientos judiciales donde se discuta la guarda y custodia de los mismos. En este sentido, es muy clarificadora una reciente sentencia del Tribunal Supremo de fecha 25 de octubre de 2017. En este caso, se había llevado a cabo un procedimiento judicial de modificación de medidas en el que, según los Tribunales, debía establecerse la guarda y custodia de los hijos menores en favor del padre. El recurso se planteó porque los menores no habían sido explorados en sede judicial si bien si lo habían sido en procedimientos judiciales anteriores. La respuesta en estos casos se encuentra en diferentes leyes y en la interpretación de los Tribunales, es decir, en la jurisprudencia. Debemos por tanto acudir al Código Civil, la Ley de Enjuiciamiento Civil, la Ley del Menor y el Convenio sobre Derechos del Niño.

La regla general es que los menores deben ser oídos en los procedimientos judiciales que les afectan. El Tribunal Supremo se ha pronunciado en ciertas sentencias del siguiente modo “Cuando la edad y la madurez del menor hagan presumir que tiene suficiente juicio y, en todo caso, los mayores de 12 años, habrán de ser oídos en los procedimientos judiciales en los que se resuelva sobre su guarda y custodia, sin que la parte pueda renunciar a la proposición de dicha prueba, debiendo acordarla, en su caso, el juez de oficio”.

Pero también ha establecido que “para que el juez o tribunal pueda decidir no practicar la audición, en aras al interés del menor, será preciso que lo resuelva de forma motivada”. Igualmente en este sentido, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha resuelto que sería ir demasiado lejos decir que los tribunales internos están siembre obligados a oír a los menores, pues dependerá de las circunstancias particulares de cada caso, atendiendo siempre a la edad y madurez del niño”

Por tanto podemos concluir que no siempre será obligatorio escuchar a los menores en sede judicial y habrá que atender a las circunstancias de cada caso, aunque lo que sí será necesario es que el Juez motive, es decir, explique la razón por la que no da audiencia a los menores.

En nuestro despacho de abogados en Sevilla, nuestros abogados matrimonialistas pueden asesorarle sobre todos los aspectos comentados en este artículo y ofrecerle la solución más beneficiosa para la situación en la que se encuentre. Puede ponerse en contacto con Nosotros a través del correo electrónico info@leyelabogados.com o llamando al número de teléfono 954302940.

 

               Además, en leYel Abogados contamos con abogados rusos en Sevilla que le pueden atender en su propio idioma.