X

Despacho de abogados especializado en Accidentes de Tráfico

Si ha sido Usted víctima de un accidente de tráfico, le corresponde una indemnización por las lesiones personales y daños materiales que haya sufrido. En leYel Abogados le ayudamos a gestionar su reclamación ante la aseguradora responsable del siniestro y, si fuera necesario, le asistiremos en la tramitación del procedimiento judicial preceptivo para que no tenga que preocuparse de nada.

 

Los accidentes de tráfico puedes ser sucesos muy trágicos y las consecuencias suelen ser muy dolorosas. Si existen lesiones graves o se pierde una vida, ser conscientes del resarcimiento económico al que las víctimas tienen derecho es prácticamente un deber que debe ser resuelto. Los abogados accidentes de tráfico Sevilla expertos de leYel le ayudarán a obtener la compensación económica justa, ya sea mediante acuerdo o reclamando a los Tribunales de Justicia. Negociamos por Usted con la aseguradora responsable civil directa de las lesiones y nos aseguramos que obtenga la indemnización adecuada.

 

Aunque usted no lo sepa, hay accidentes de tráfico en los que puede obtener una indemnización. Si no está seguro consulte a nuestros abogados accidentes de tráfico Sevilla y le informaremos sin compromiso. 

 


 

¿Qué debemos hacer en caso de accidente de tráfico?

 

En primer lugar, es importante saber qué hacer cuando sufrimos un accidente de tráfico. En primer lugar debemos comprobar si alguna persona ha sufrido lesiones graves y llamar a los servicios de emergencias, posteriormente los siguientes puntos pueden ser de vital importancia para la defensa de sus intereses:

 

 

 

 

 

 

 


 

Procedimiento legal sobre accidentes de tráfico.

 

Es probable que Usted haya sufrido un accidente de tráfico en otra ocasión o que conozca a alguien cercano que ha pasado por este proceso. Debe ser cauteloso con el asesoramiento en este sentido ya que si dichos accidentes se produjeron antes del 1 de enero de 2016, no era de aplicación la última reforma a través de la Ley 35/2015 de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

 

Es decir la principal Ley donde se regula la responsabilidad civil y el seguro en la circulación de vehículos a motor es la Ley 8/2004. Acceda a la misma a través de este enlace.

 

Y la última reforma por la que se introducen importantes cambios sobre el procedimiento para la reclamación de sus derechos en los accidentes de tráfico es la Ley 35/2015. Acceda a la misma a través de este enlace.

 

Las dos principales diferencias a nuestro juicio son que la existencia de unas tablas en la que se tasan las diferentes lesiones personales que haya podido sufrir y su valoración han cambiado. Encuentre la última actualización de las tablas de valoración del daño personal en este enlace. El segundo gran cambio es que ya no se tramitan las lesiones personales leves o moderadas (hablando siempre en caso de accidentes de tráfico fortuitos, sin intencionalidad) a través de un procedimiento penal. Es decir, antes se interponía una denuncia que originaban una Diligencias Previas, es decir, el inicio de un procedimiento penal, en el cual el lesionado era reconocido gratuitamente por el médico forense del Juzgado. Posteriormente se emitía una resolución judicial llamada Auto de cuantía máxima en el que se establecía la cantidad que la compañía debía abonar al lesionado, si es que no se oponía al entender que no tenían responsabilidad por ausencia de culpa.

 

Tras la reforma de la nueva Ley ya no podemos acudir a un procedimiento penal y ser reconocidos por el forense sino que tenemos que mediar directamente con la compañía aseguradora primero y posteriormente una vez recibida su respuesta, acudir a un procedimiento judicial civil si estamos en desacuerdo. Veámoslo más técnicamente:

 

 

Es decir, una vez rehabilitado el lesionado hay que proceder a reclamar a la compañía aseguradora en primer lugar las lesiones personales y los bienes si corresponde por medio de una reclamación previa. Acompañamos un modelo de reclamación previa aquí. La compañía debe responder en tres meses. Es posible que responda con una oferta motivada, es decir, en este caso ofrece una cantidad económica concreta y debe además justificar la el informe médico en el que se basa para realizar dicha oferta. Y, por otro lado, puede simplemente dar una respuesta motivada, es decir, en este caso manifiesta que no ofrece ninguna cantidad alguna y debe manifestar cual es la razón por la cual no ofrece nada (falta de nexo causal, accidente de baja intensidad, culpa del reclamante…). Esta distinción es muy importante ya que si se realiza una respuesta motivada sin ofrecimiento de indemnización no tendremos derecho a acudir gratuitamente (a costa de la aseguradora contraria) al médico forense del Juzgado y tendremos que hacer un informe pericial privado y acudir a la vía judicial. Veámoslo técnicamente.

 

 

A priori parece que la Ley favorece a los lesionados ya que se puede solicitar un informe pericial en caso de disconformidad con la oferta motivada realizada a cargo de la aseguradora. Pero la realidad es que en muchas ocasiones las compañías aseguradoras no hacen ninguna oferta sino que realizan una respuesta motivada bajo algún pretexto, por lo que no puedes acceder al informe pericial a cargo de la aseguradora ya que este sólo es accesible cuando existe una oferta motivada, no una respuesta. Por lo tanto habría que buscar un perito privado para que realice un informe pericial de valoración del daño corporal y que vaya a juicio a ratificarlo con los costes que ello conlleva. Otro inconveniente es que si existe una oferta motivada y podemos acudir al médico forense del Juzgado a cargo de la compañía aseguradora, en la práctica y por ejemplo en Sevilla, dicho informe puede tardar mínimo unos 8 meses desde su solicitud.

 


 

 

¿Como conseguimos la máxima indemnización? Nuestra estrategia:

 

En primer lugar, en leYel Abogados recibimos la documentación de nuestros clientes; el parte amistoso si lo hay o número de atestado, partes de urgencias y demás documentación médica, fotos en caso de que existan y firmamos una hoja de encargo. Automáticamente si todo está correcto, mandamos a nuestros clientes a una de nuestras clínicas privadas donde recibirá una mejor atención y haremos un seguimiento personalizado. El tratamiento médico privado no tiene ningún coste para nuestros clientes. Una vez completada la rehabilitación, procedemos a realizar directamente un informe pericial donde seremos nosotros marcamos el valor de las lesiones personales sufridas, del que resultará la indemnización económica que exigiremos a la compañía aseguradora. De este modo, evitamos que nos realicen ofertas en ocasiones irrisorias. El coste de los informes periciales son muy reducidos para nuestros clientes y lo abonan una vez reciban su indemnización, estamos hablando de 50 a 90 euros dependiendo de la clínica que elijamos. Si ofrecen una cuantía menor a la que nosotros exigimos, podemos recibir esa cuantía y luchar en los Juzgados el resto.

 


 

¿Cuáles son nuestros honorarios?

 

Nuestros honorarios ascienden al 10% de la indemnización recibida por nuestros clientes y debemos tener en cuenta que la mayoría de las veces esa cuantía la cubre la defensa jurídica de su seguro por lo que el procedimiento le podría salir totalmente gratis.

 


 

Consulta

Otros servicios de derecho civil

Reclamacion de deudas

Reclamamos deudas extrajudicialmente y judicialmente si es necesario. Si considera que le deben alguna cuantía estudiamos su caso, le damos viabilidad y reclamamos sus deudas de la forma más efectiva.

Contratos

El contrato es el elemento clave para que un acuerdo llegue a buen puerto. Un error en un contrato puede determinar perjuicios graves para las partes.

Accidente laboral

¿Sabe cuales son los pasos que debe seguir en caso de accidente laboral? Es muy importante actuar con rapidez y saber qué pruebas debe recabar.