X

En qué consiste el régimen de visitas

 

Cuando se produce una separación o divorcio de un matrimonio en el que existen hijos menores de edad en común, se plantea el problema de a cargo de qué progenitor quedarán  los hijos y cuándo podrá verlos el otro. Siempre que la separación se lleva a cabo formalmente ante los tribunales y en todos los casos de divorcio, cuando existen hijos menores de edad en el matrimonio, quienes presentan la preceptiva demanda de separación o divorcio están obligados a acompañarla de una propuesta de convenio regulador. Este convenio regulador será el que marque todos los aspectos de la relación entre los progenitores y sus hijos. Así, como mínimo, el convenio regulador deberá tratar sobre la patria potestad, la guarda y custodia, el régimen de visitas y la pensión alimenticia.

 

El régimen de visitas será lo que marcará el derecho del progenitor no custodio, es decir, el que no se queda a cargo de los menores de manera habitual, de pasar tiempo con sus hijos; y aunque lo habitual es que se le otorguen fines de semana alternos y uno o dos días intersemanales con los menores, el régimen de visitas que se acordará mediante sentencia dependerá de las circunstancias que rodeen a ambos progenitores y los menores, pudiendo por tanto ser más o menos flexibles, estableciéndose el derecho del progenitor no custodio a pasar más o menos días con los menores y pudiéndose incluso restringir las visitas o establecer que las mismas sean vigiladas cuando la compañía de este progenitor pueda suponer un perjuicio para el correcto desarrollo de los menores.

 

Como se ha dicho, el establecimiendo del régimen de visitas concreto dependerá de las circunstancias del caso, pero una vez se dicte sentencia, éste será obligatorio para ambas partes y únicamente se admitirá un cambio en las medidas si tiene un lugar una modificación sustantiva de las circunstancias que dieron lugar al establecimiento de las que estén surtiendo efecto en ese momento. Algunos ejemplos de modificación sustantiva de las circunstancias pueden ser un traslado de domicilio que imposibilite al progenitor a cumplir con el régimen de visitas o la contracción de alguna enfermedad que el impida hacerse cargo de los menores.

 

En nuestro despacho de abogados en Sevilla nuestros abogados matrimonialistas pueden asesorarle sobre todos los aspectos comentados en este artículo y ofrecerle la solución más beneficiosa para la situación en la que se encuentre. Puede ponerse en contacto con Nosotros a través del correo electrónico info@leyelabogados.com.

 

Si lo necesita, en nuestro despacho de abogados en Sevilla contamos con abogados que hablan ruso y pueden atenderle en este idioma.